16
FEB
cuanto cuesta casarse

¿Cuánto cuesta casarse?

Casarse no es una broma, ni en el aspecto emocional ni en el económico. Todos los elementos de esta celebración, que dura un solo día, representan un desembolso económico muy importante para los novios. Muchas veces ni siquiera somos conscientes de cuanto cuesta una boda hasta que empezamos a organizarla, y vemos como el presupuesto del evento se multiplica sin parar.

Según datos de la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI), la media del gasto en una boda ha descendido casi en 10 mil euros en los últimos 10 años. De hecho, una boda media en el año 2005 representaba un coste de unos 25.000 euros, que se han transformado en poco más de los 16.000 actuales.  

El precio real de una boda

Si estás pensando en casarte, debes tener claras todas las partidas que formarán el presupuesto de tu boda, y su coste aproximado.

1. El banquete

Sin duda, es la estrella de la boda en cuanto a coste económico. Se calcula que el precio mínimo medio por cubierto está en torno a los 100 euros. Esto sin tener en cuenta gastos añadidos como la barra libre durante un período de tiempo determinado o, incluso, el alquiler del espacio de la celebración.

Si la barra libre no está incluida en el precio del cubierto, puede representar un añadido de unos 15 euros por persona.

2. La música

¿Qué sería de una celebración como una boda sin música? Si quieres que en tu fiesta suene la música de un DJ y algunos temas en directo durante la ceremonia y el aperitivo, calcula un mínimo de 800 euros a añadir a tu presupuesto.

3. La novia

Un  vestido de novia de pret-a-porter medio puede costar sobre los 1.500 euros. A ello, no olvides sumarle los complementos: velo, zapatos, ropa interior… Sin caer en excesos, representarán unos 800 euros más.

Por otro lado, añade a la suma 600 euros en maquillaje, peluquería y estética; y otros 200 en concepto del ramo de novia y los prendidos florales del novio y el padrino.

El novio

Vestir al novio para una boda no resulta tan caro como a su futura esposa. De todos modos, debemos incluir en el presupuesto una partida media de unos 1.200 euros en concepto de su traje y complementos básicos.

Invitaciones, menús y marcasitios

La papelería juega un papel importante en una boda. Las tradicionales invitaciones, el menú de la mesa y las tarjetas marcasitios que indican donde debe sentarse cada invitado pueden costar un mínimo de 500 euros.

 Los regalos

Tienes que obsequiar a tus invitados con un pequeño detalle a modo de recordatorio. Calcula que su precio medio ronda los 400 euros, si hablamos de una boda de 100 invitados.

Fotos y vídeo

Por supuesto, quieres el mejor recuerdo de este gran día. Por lo tanto, necesitas contratar un buen fotógrafo que te ofrezca un servicio de foto y video completo. ¿El coste mínimo para el pack? Unos 2.300 euros, que pueden llegar fácilmente a los 3 mil.

El transporte de los invitados

Cada vez es más habitual disponer de autobuses que trasladen a los invitados al lugar de la celebración para proporcionarles más libertad de beber y disfrutar durante la fiesta. Este servicio tiene un precio medio de unos 600 euros.

Cómo ahorrar en tu boda

Aunque todas las partidas citadas hasta ahora te pueden parecer un escollo insalvable para tu boda, la verdad es que se puede ahorrar bastante dinero en la organización de este evento. Únicamente es necesario valorar qué elementos son indispensables, y a cuáles podemos dar un giro diferente.

Ahorrar en la celebración de una boda pasa por relativizar algunos elementos que tradicionalmente se consideran indispensables y que muchas veces pueden ser eliminados del evento sin problema.

Para empezar, elaborar una lista de invitados de manera racional es fundamental. Aunque es fácil caer en la tentación de invitar a todo el mundo que conoces, hay que tener en cuenta que cada persona es un costo. Por lo tanto, reduce tu lista a las personas que realmente quieres que estén contigo.

También es importante evitar caer en la ostentosidad. La sencillez es elegancia y, también, economía. Y esto es válido tanto para la papelería como para la decoración del salón y todos los elementos del entorno. ¡Elige con cuidado las opciones que tienes en cada partida!

Además, no olvides nunca todo lo que pueden aportarte tus amigos y familiares. Muy probablemente, si prestas atención a sus habilidades podrás tachar de tu presupuesto algunas partidas importantes y ahorrar una buena cantidad de dinero. Un buen ejemplo de ello son las fotos y el vídeo de la ceremonia y el banquete. Igualmente, puedes tener en tu entorno un peluquero o maquillador que pueden regalarte sus servicios como obsequio de boda y ayudarte de esta manera a reducir gastos. Además, a ellos seguro que les encantará ayudarte con algo tan personal, que vas a recordar siempre.

Tal vez te interese también...

 ahorrar para tu boda

ahorrar para la boda

ETIQUETAS
1 Trucos Para Ahorrar
boda